Andy Warhol - Una historia americana en Pisa

andy warhol

“El arte pop es una forma de amar las cosas” decía Andy Warhol, un artista que como nadie más ha logrado encarnar plenamente las contradicciones de los Estados Unidos. A través de los grandes temas que han marcado sus obras se puede observar la evolución de toda una nación, de la fama de revistas hasta la crónica periodística, a los objetos de uso común en la sociedad de consumo.

Observar las obras de Warhol significa también mirar, a través de la lente de su arte, los eventos que han estremecido la historia americana y también aquella mundial: de la serie dedicada a los Most Wanted Men hasta Gun, de Knives hasta la serie de las Sillas Eléctricas, de los retratos de Marylin Monroe y Liz Taylor hasta los de Mao y Richard Nixon a las imágenes del asesinato de John Kennedy.

Este otoño Pisa dedica a Andy Warhol la exposición "Andy Warhol - Una Historia Americana", organizada en el Palacio Azul hasta el 2 de Febrero, con 150 obras (incluyendo 20 Polaroids). La exposición lleva en Italia obras de todo el mundo, especialmente del Andy Warhol Museum en Pittsburgh y de otras colecciones históricas europeas.

La exposición se abre con los autorretratos en los que el artista ‘iconiza’ su cara, de los de los años Sesenta, donde representa a sí mismo como un intelectual serio, hasta aquellos famosos con la peluca plateada del último período.

La exposición luego sigue con una inmersión en la temporada del Pop, (de 1962 a 1968), representada a través de una treintena de obras entre las cuales se destacan el gran marco del dólar, las cajas de jabón Brillo y las latas de Campbell’s Soup. No falta el díptico de 13 Most Wanted Men y la serie dedicada a la Silla Eléctrica, las pinturas de las pistolas (Guns) y de los cuchillos (Knives), la famosa imagen de tapa del libro “Gomorra” de Roberto Saviano.

Algunas fotografías y obras dan testimonio del asesinato del 1968 de que el artista fue víctima, gravemente herido y casi dado por muerto, por parte de una loca. De esta experiencia son algunas fotografías de su abdomen desgarrado y reconstruido tomadas por Richard Avedon y publicadas por los periódicos de la época, además de la gran pintura titulada Calavera (Skull).

Compra billetes en línea

Y luego por supuesto los iconos: en primer lugar Marylin en la histórica secuencia de diez en dos versiones posteriores en blanco y negro, pero también las grandes pinturas de Liz Taylor, Mick Jagger, Joseph Beuys, Troy Donahue y las fotografías de Francis Bacon, John Lennon y Yoko Ono, Keith Haring, la película de 16mm con Marcel Duchamp, Dalí, Lou Reed, Bob Dylan, Dennis Hopper y otros.

También la política no fue inmune de su espectáculo. De ahí el asesinato político de John Fitzgerald Kennedy termina por identificarse con la máscara trágica de Jacqueline Kennedy, mientras que Mao se convierte en el objeto de una de sus obras más populares.

Luego pasamos a la temporada creativa posterior. Aquí Eggs y Yarns asumen las formas de pinturas abstractas gigantes. En otras obras reinventa la mitología de América, como en la pintura Myths donde se reúnen Superman y Ratón Mickey, Papá Noel y Drácula, Mami de “Lo que el viento se llevó” y la bruja malvada en el “Mago de Oz”, y también sí mismo en el papel de The Shadow, la sombra.

En la exposición de Pisa finalmente hay espacio también para los eventos que han caracterizado su tiempo como la tragedia del terremoto en Nápoles, representado aquí por dos enormes pinturas.

Por último la exposición termina con una de las innumerables, ingeniosas invenciones de Warhol, el famoso papel pintado decorado con cabezas de vaca.

Compra billetes en línea