El arte de Francisco en exhibición en la Galería de la Academia

arte di Francesco

Hasta el próximo 11 de Octubre, la Galería de la Academia de Florencia presenta la exposición "El arte de Francisco: obras maestras del arte y las tierras de Asia desde el siglo XIII hasta el XV" que quiere documentar la producción artística de directa matriz franciscana (entre pintura, escultura y artes suntuarias) desde el siglo XIII hasta el XV, resaltando al mismo tiempo la extraordinaria obra de evangelización de los franciscanos en Asia, desde la Tierra Santa hasta la China.

Las obras se presentan como resultado de la comisión de los frailes franciscanos, por fundaciones de prestigio o incluso por ciudadanos particulares y reconstruyen las estrechas relaciones entre Europa y Asia en una época en que el viaje todavía se consideraba una aventura llena de peligros.

En particular, con respecto a la pintura, es de una importancia decisiva el trabajo de Giunta di Capitino, el primer pintor oficial de la Orden Franciscana, que tuvo una gran influencia, sobre todo en el centro de Italia, en la primera mitad del siglo XIII. Él primero interpretó la espiritualidad franciscana y fue seguido por grandes artistas, como Cimabue y Giotto.

Compra billetes en línea

Una sección de la exposición cuenta con algunas de las imágenes más antiguas de San Francisco que ilustran episodios de su historia. Además de los famosos paneles cuspidados de Pisa y de Florencia, también hay lo del Museo Cívico de Pistoia y el San Francisco dos historias de su vida y dos milagros post mortem, atribuido a Gilio di Pietro.

Un gran fresco del gótico tardío despegado de la iglesia de San Francisco en Udine luego introduce al visitante la extraordinaria historia humana de Beato Odorico da Pordenone (1286–1331), que llevó a cabo alrededor de 1314 un viaje increíble, apoyado por el fervor misionero que le llevó primero en Asia Menor, para luego encontrar a los Mongoles de la dinastía Yuan (1279-1368) en los años 1323-28, y luego en India.

Las tradiciones religiosas de Asia más allá de la Tierra Santa, hasta China – entre las comunidades cristianas siro-orientales o nestorianas y el budismo – están documentadas en la exposición por un grupo de cruces nestorianas de bronce fundido, de la época de la dinastía Yuan (1272-1368), pertenecientes a la prestigiosa colección del University Museum and Art Gallery de Hong Kong.

Volviendo a las obras de arte inspiradas en el impulso de Francisco, especialmente en el contexto italiano, durante la primera mitad del siglo XV se encuentra la actividad de uno de los más grandes pintores de la época, el Maestro di Figline, casi ciertamente un miembro de la Orden Franciscana, uno de los seguidores más altos y originales de la cultura de Giotto, ampliamente activo sobre madera, en el fresco y también en la decoración de vidrieras pintadas.

Incluso en pleno Renacimiento la comisión de la Orden Franciscana produjo obras de gran importancia, gracias a los más grandes artistas de la época, como Carlo Crivelli, Antoniazzo Romano y Bartolomeo della Gatta. Igualmente rico en obras maestras es también el lado de la escultura de origen franciscana, que incluye personalidades como Nicola Pisano, Nino Pisano, Domenico di Niccolò dei Cori y Andrea Della Robbia. En el campo de las así llamadas artes menores hay algunas vidrieras pintadas excepcionales y graffiti y una selección de manuscritos iluminados de importancia excepcional incluida una preciosa Biblia franciscana conservada en la Biblioteca Malatestiana.

Compra billetes en línea