El patio del Bargello

Bargello Cortile

El Museo del Bargello consta de varias salas, cada una de las cuales acoge obras de arte extraordinarias. Pero entrando, lo primero que impresiona el visitante es su patio.

Construido en el siglo XIII, el patio del palacio se desarrolla alrededor de un porche en tres lados con arcos de medio punto sobre pilares octogonales. Más tarde, en el siglo XIV, el patio fue enriquecido aún más con el balcón y la escalera construida por Neri Fioravanti, de estilo gótico.

Durante mucho tiempo el Bargello fue la cárcel de la ciudad y, durante este período, los arcos del porche y del balcón fueron cerrados, antes de ser reabiertos y restaurados en la segunda mitad del siglo XIX, cuando todo el edificio sufrió una restauración. El patio fue probablemente el más valorado por la restauración, tanto por la reapertura de las logias como por la restauración de los símbolos del Alcalde y de los jueces de rueda que se habían quedado. Además, en esa ocasión, fueron realizados también nuevos frescos por Gaetano Bianchi, bajo el porche, con los estandartes de los barrios y algunos símbolos del Alcalde.

Compra billetes en línea

Hoy la disposición del patio del Museo Nacional del Bargello, presenta algunas esculturas procedentes de Palazzo Vecchio, del Jardín de Boboli y de aquello de Castello.

Al entrar, inmediatamente se ve en el centro del patio un pozo octogonal. Aquí se exponen estatuas de mármol de gran importancia artística e histórica, incluyendo las seis esculturas alegóricas de Bartolomeo Ammannati, el Océano de Giambologna, algunos relieves de Benedetto da Maiano y el denominado Cañón de San Paolo de Cosimo Cenni.

Durante el verano el espectacular patio del museo del Bargello se transforma en un escenario excepcional para un evento, Verano en el Bargello, que acoge una interesante oferta cultural abriendo las puertas del museo para el teatro, la danza, la música clásica, contemporánea y de autor.

Compra billetes en línea