En Florencia, la furia de Pollock con un ojo a Miguel Ángel

pollock

Hasta el 27 de Julio Florencia rinde homenaje por primera vez a uno de los grandes protagonistas del arte mundial del siglo XX: Jackson Pollock. El artista que ha subvertido las reglas del arte figurativo occidental y pulverizado los últimos baluartes de la perspectiva renacentista se acerca, precisamente en la que fue la cuna del Renacimiento, a otro gran protagonista del arte mundial, de que este año se celebra el 450° aniversario de la muerte: Miguel Ángel.

La exposición es en el Palazzo Vecchio, el símbolo del poder político de una ciudad que tuvo en el arte su elemento de mayor prestigio. Aquí se exponen 16 obras del artista americano, y en particular 6 diseños proporcionados por el Metropolitan Museum de New York y expuestos en Italia por primera vez.

Comparar Pollock y Miguel Ángel representa sin duda un gran desafío que acerca dos culturas y dos idiomas diametralmente alejados y también antitéticos. Uno que se basa en el profundo respeto por el orden de la naturaleza y del divino y otro proyectado todo en el inconsciente y en la geometría mística como representación de un universo en expansión.

Entonces, ¿qué es lo que une a dos personajes tan diferentes en el tiempo, en el espacio y en los contenidos como Miguel Ángel y Pollock? Según los curadores de esta exposición particular el denominador común entre estos dos titanes del arte internacional es la “furia” del acto creativo. Una furia que “toma un significado místico en la búsqueda de la belleza como absoluto y del infinito como límite y fin de la acción artística”. Es la furia que ambos transmiten trabajando a sus obras, una verdadera éxtasis que les extraña del mundo exterior.

Compra billetes en línea

Pollock introdujo una manera totalmente nueva de pintar, pero lo hizo a partir de la personalidad artística de Miguel Ángel y de su obra. En el 500 ya se habló de “furia de la figura” para describir las líneas de algunas figuras de Miguel Ángel caracterizadas por el no-acabado y por el dinamismo. Mientras para Pollock el concepto es aquello de “figura de la furia” que bien describe su pintura, tan vital y violenta.

La exposición se divide en dos secciones: una en Palazzo Vecchio y otra en el complejo de San Firenze. La sección en el Palacio Viejo recoge – además del famoso Genio de la Victoria de Miguel Ángel conservado en el Salone dei Cinquecento – una serie de obras procedentes de museos y colecciones privadas de todo el mundo, además de seis primeros dibujos de Pollock proporcionados por el Metropolitan Museum de New York. La sección en el complejo de San Firenze se caracteriza por un espacio interactivo y equipos multimediales y didácticos que guían al visitante a través de una nueva manera de vivir el arte y entender las obras de grandes artistas como Pollock. Sonidos y películas ayudan a comprender como el gran artista americano realizaba sus pinturas y proponen nuevas comparaciones entre la obra de Pollock y la de Miguel Ángel.

Compra billetes en línea