Galería de la Academia: La historia

Galleria Accademia

La Galería de la Academia de Florencia fue fundada en 1784 por el Gran Duque de Toscana Pietro Leopoldo junto con la Academia de Bellas Artes, una escuela que enseñaba el arte, que todavía existe, en el antiguo edificio que perteneció al Hospital de San Mateo y cuartos adyacentes del ex-convento de San Niccolò di Cafaggio. La Galería fue construida como un lugar de reunión de las obras de arte que se utilizaban para la formación de los jóvenes artistas, donde ellos podían encontrar obras de arte (originales y reproducidas) en las cuales basar el conocimiento, el estudio y la imitación para su propia formación artística. Luego se colocaron aquí moldes de yeso, dibujos, modelos y muchas pinturas.

Con el tiempo la Galería se ha enriquecido progresivamente con pinturas de los conventos suprimidos por el Gran Duque Pietro Leopoldo a finales del siglo XVIII y luego por Napoleón en 1810. En 1873 aquí fue trasladada, a partir de Piazza della Signoria, la famosa estatua del David de Michelangelo Buonarroti, con la intención de protegerla del mal tiempo. Para poner mayor énfasis en la estatua fue realizada también una claraboya por Emilio De Fabris y el espacio de la Tribuna alrededor de ella.

La Galería de la Academia se convirtió en un museo público en 1892 y alrededor de 1950 fueron abiertas la Sala del Coloso y las Salas Bizantinas. Por último fueron anexadas también la Gipsoteca de Lorenzo Bartolini y un rico departamento dedicado a los instrumentos musicales para dar testimonio de la pasión de los Medici para el teatro y la música.

Compra billetes en línea

La Galería fue concebida específicamente para acoger obras de arte de gran valor y su arquitectura, particularmente espectacular, lo demuestra. La consistencia de las colecciones se cambió un poco durante el siglo XIX y el siglo XX, debido a aumentos, préstamos y devoluciones a otras galerías de Florencia y en particular a los Uffizi.

Hoy en día la Galería de la Academia de Florencia conserva algunas de las más bellas obras de Michelangelo. Primero el David (1501), símbolo de Florencia en el mundo y obra maestra del Renacimiento. Además de esta, aquí se conservan las famosas esculturas de Michelangelo llamadas Esclavos, el San Mateo y la Piedad de Palestrina. Pero la Galería de la Academia no es sólo Michelangelo, entre las obras maestras aquí conservadas que bien merecen una visita recordamos también El Rapto de las Sabinas de Giambologna, la Virgen con el Niño y la Virgen del Mar de Botticelli y algunas obras de Perugino, Filippino Lippi, Pontormo y Bronzino.

Compra billetes en línea