Las obras de Carlo Portelli en exhibición en la Galería de la Academia

portelli accademia

Al pintor Carlo Portelli, artista desconocido para la gran mayoría de los visitantes de la Galería de la Academia, está dedicada la exposición "Carlo Portelli. Pintor excéntrico entre Rosso Fiorentino y Vasari". Una selección de nicho que quiere rendir homenaje a la obra de un artista excéntrico, caprichoso, que aunque si titular de comisiones importantes y activo en las principales actividades de los Medici, no ha disfrutado hasta ahora de una gran gloria crítica.

La Galería de la Academia de Florencia incluye también, entre sus muchas obras maestras, un retablo monumental con la Inmaculada Concepción de Carlo Portelli de 1566, originalmente destinada a la Iglesia de Ognissanti. El retablo, considerado – con razón - la obra maestra de Portelli, en esa época, escandalizó el historiador Raffaello Borghini por la exhibición desvergonzada en el primer plano de la desnudez de Eva. Alrededor de esta obra se desarrolla la exposición que la Galería de la Academia dedica, hasta el próximo 30 de abril, a Carlo Portelli. Una oportunidad que ha hecho posible, gracias a los nuevos estudios e investigaciones realizadas, definir el papel del artista en el panorama de la pintura florentina de la edad de Vasari.

El objetivo de la exposición, además de valorizar el retablo, es dar a conocer al público en general que cada día llena el museo para admirar la estatua más famosa de Miguel Ángel, un artista poco conocido para la mayoría, pero que merece sin duda de ser apreciado por su creatividad y originalidad.

En la exposición se pueden admirar unas cincuenta obras entre pinturas, dibujos y documentos. Entre ellos, el retablo de la Trinidad de Santa Felicita, muestra la grandeza del artista. Otras obras documentan su intensa actividad como pintor de temas religiosos: la Anunciación de Loro, la Disputa sobre la Trinidad de Santa Croce y la Adoración de los Pastores de San Salvi. Y aun así, retablos como la Lamentación de Loro, la Inmaculada Concepción, la Restitución de la Cruz de Olmi y el Cristo predicando con los Santos Juan el Bautista y Juan Evangelista.

En la exposición hay también las obras gráficas de Portelli, con el filiforme signo inconfundible y numerosos documentos y obras de encargos privados. Portelli intentó también el género del retrato, como lo demuestran las pinturas de Chaàlis y el Retrato alegórico y de celebración de Giovanni dalle Bande Nere de Minneapolis.