Las villas de los Medici en Toscana

Cafaggiolo

La familia florentina de los Medici cuenta entre sus filas banqueros, políticos e incluso papas. Conocida como la familia florentina más importante, ellos usaron su gran poder y su inmensa riqueza para gobernar Florencia, recoger un inmenso patrimonio artístico y construir villas imponentes en todo el territorio de la Toscana.

Todas construidas entre el siglo XV y el XVII, algunas de estas hoy se han convertido en museos, otras son comúnmente frecuentadas por los florentinos (especialmente por los extraordinarios parques) y otras se han convertido en resort de lujo donde es posible alojar rodeados por el encanto de una estructura renacentista.

El primer palacio de los Medici es Palacio Pitti, la enorme residencia de la familia en el centro histórico de Florencia, conectada con el Palacio Viejo gracias al Corredor de Vasari y rodeada por el lozano Jardín de Boboli.

Otras villas distribuidas en los territorios más bellos de la Toscana, eran principalmente residencias de verano, utilizadas para las vacaciones, para el placer y para las actividades agrícolas. Los Medici amaban el campo y solían alejarse del caos de la ciudad para participar en la vida rural en los paisajes más bellos del campo toscano. Las muchas propriedades inmobiliarias se han convertido en ejemplos maravillosos de estilo renacentista y barroco y hoy se pueden visitar y admirar en todo su esplendor arquitectónico e histórico.

Estas incluyen el Castillo di Trebbio, situado en el Mugello, cerca de San Piero a Sieve, probablemente construido sobre las ruinas de una fortaleza medieval, se encuentra en la cima de una colina cubierta de espesa vegetación que ofrece una amplia vista sobre todo el Mugello. Se puede visitar el castillo, degustar el vino y el aceite de oliva local, cenar en el restaurante y alojarse en uno de los apartamentos del castillo con todas las comodidades y una lujosa piscina al aire libre rodeada de vegetación.

Siempre en el Mugello se encuentra el Castillo de Cafaggiolo, obra maestra de arquitectura renacentista, utilizado por los Medici para celebraciones, bailes y fiestas. Como residencia de verano de la familia Medici, fue particularmente amada por Lorenzo el Magnífico, que aquí pasó su adolescencia y a menudo recibió filósofos humanistas. Hoy, a pesar de los muchos cambios que se han producido durante los siglos, la villa conserva todavía elementos originales. El castillo puede ser visitado y a menudo acoge conferencias, eventos, visitas guiadas con degustaciones y clases de cocina.

En Mugello se encuentra también la Villa Medici Lo Sprocco. Se dice que esta villa disfruta de la primera luz del sol del día y de la última a la puesta del sol, de donde surge el primer brote que, en el antiguo nombre florentino era, de hecho, el “sprocco”. La primera construcción remonta al 1400 pero, durante los años ha sufrido muchos cambios. Hoy la villa acoge bodas, eventos, clases de cocina y cuenta con un restaurante y un bed & breakfast con 5 habitaciones espaciosas y características.

Cerca de Florencia, la Villa Medici de Castello es particularmente conocida y popular por sus magníficos jardines de estilo italiano. La villa no está abierta al público porque sede de la prestigiosa Academia de la Crusca, mientras que el jardín puede ser visitado.

La Villa Medici de Poggio a Caiano remonta a finales del siglo XV, perteneció a Lorenzo el Magnífico y acogió personajes famosos como Vittorio Emanuele II. Hoy en su interior hay un pequeño museo, con notables frescos del siglo XVI y está rodeada por un hermoso parque.

En las colinas de Artimino se encuentra Villa La Ferdinanda, comisionada por Ferdinando I de’ Medici a Buontalenti a finales del siglo XVI. La villa hoy acoge eventos, reuniones y bodas, mientras que se puede alojarse eligiendo una de las tres estructuras adyacentes a la villa: el Hotel Paggeria Medicea (4 estrellas), los apartamentos del Borgo di Artimino y 6 apartamentos exclusivos llamados “Fagianaie”, todos con el máximo confort, en un contexto de lujo y distintivo. Luego son parte de la estructura también el restaurante y la granja donde se pueden degustar productos locales como aceite de oliva, vino y asistir a clases de cocina.

Estas son probablemente las villas Medici más famosas de la Toscana, pero el territorio de la región es literalmente salpicado por estas joyas arquitectónicas de visitar para dar un paso atrás en el tiempo en el Renacimiento italiano…