Matthias Corvinus, Rey de Hungría y Florencia en exhibición en el Museo de San Marco

mattia corvino

2013 es el año de la cultura italiana en Hungría y Florencia celebra esta relación entre los dos países con una exposición, en el Museo de San Marco, centrada en la figura de Matthias Corvinus, Rey de Hungría desde 1459 hasta 1490.

Habrá tiempo hasta el próximo 6 de Enero para explorar y descubrir las relaciones que unieron el rey húngaro al humanismo y entonces a Florencia, a su cultura y arte.

El paralelo con Lorenzo el Magnífico se hace, con razón, inevitable, él que fue quizás el mayor promotor del Humanismo florentino, sin duda el mayor mecenas y protagonista indiscutible. Ambos, en sus respectivas ciudades, se destacaron entre lor círculos intelectuales, unidos no sólo y no tanto po las relaciones diplomáticas, sino por la pasión común por la cultura, el conocimiento y el arte.

La exposición es el resultado del trabajo conjunto de estudiosos húngaros y florentinos. Su sede, el Museo de San Marco, fue elegida para el importante papel desempeñado por la biblioteca del convento dominicano – lugar donde se realiza la exposición - para el desarrollo de la cultura humanística. El entorno monumental donde hay la exposición fue construido en 1444 por voluntad de Cosimo de’ Medici y fue prácticamente la primera biblioteca del Renacimiento, un punto de encuentro para personajes como Pico della Mirandola y Agnolo Poliziano.

El objetivo de la exposición es ilustrar la difusión de la cultura florentina en Hungría y mostrar cómo esta se utiliza para delinear una representación que celebra el rey de Hungría que quería ponerse en los ojos de los poderosos de Europa como el principal defensor de la Cristiandad contra el peligro otomano.

Compra billetes en línea

Se inicia entonces delineando el entorno cultural y la formación de Matthias Corvinus a través de obras de artistas florentinos pertenecidas al rey húngaro y obras de artistas húngaros que fueron influenciados por los florentinos y los contactos del rey con Florencia que ocurrieron principalmente a través de sus emisarios y consejeros.

Bajo Matthias Corvinus la corte húngara sufrió una verdadera renovación “del renacimiento” tanto desde el punto de vista cultural y artístico como desde una perspectiva más práctica y concreta. La arquitectura y la decoración del Palacio de Buda y de la residencia Visegrád fueron de hecho profundamente influenciadas por el Renacimiento florentino, como lo demuestran los restos escultóricos encontrados en excavaciones recientes.

La manifestación más evidente de la fascinación ejercida por el arte florentino es el paño del trono de Matthias Corvinus procedente del taller de Antonio del Pollaiolo, que resume todo lo que más estaba de moda en la Florencia de aquellos años.

De esta manera se destaca que en la segunda mitad del siglo XV Florencia era capaz de llevar en lugares prestigiosos, como la corte húngara, su imagen, su cultura y sus excelencias, todos elementos que Lorenzo de’ Medici contribuyó sin duda a sostener y difundir. Además de la de Lorenzo sin embargo, fue también la influencia de Beatriz de Aragón, que se casó con Matthias en 1476, a contribuir a la apreciación del arte renacentista en la corte de Buda.

En la exposición hay obras de diversos tipos procedentes de museos y bibliotecas de Europa y del extranjero: pintura, escultura, cerámica, miniaturas, para demostrar cómo el humanismo húngaro tiene sus raíces en Italia. Un patrimonio cultural que sin embargo nunca se ha perdido sino que se ha mantenido hasta el día de hoy la base de la cultura húngara.

Compra billetes en línea