Miguel Ángel y la escultura del siglo XVI en el Bargello

sala michelangelo

Entre las diversas salas del Museo Nacional del Bargello en Florencia, la más visitada es sin duda la de Miguel Ángel y la escultura del siglo XVI.

La sala es también una de las más antiguas de todo el edificio, restaurada por Mazzei en el 1865 y decorada por Gaetano Bianchi, con unos arcos formados por un entrelazamiento de lirios (símbolo de la ciudad de Florencia), que se inspiró en la obra de Giotto en Asís. Después de la restauración la sala fue, en ese momento, utilizada para la exhibición de una colección de armas, trofeos y banderas.

El Museo del Bargello fue duramente golpeado por la inundación de 1966 y también la sala fue seriamente dañada. Entonces fue restaurada de nuevo, blanqueada y destinada a acoger los ejemplos más prestigiosos de escultura del siglo XVI, llegados al Bargello en 1874 de la Galería de los Uffizi. Estas incluyen importantes obras de Miguel Ángel: el Baco, una de sus primeras esculturas romanas de 1496-97, el inacabado Tondo Pitti de 1504, el David Apolo (1530-32) y el Bruto de 1539, único busto esculpido por el artista.

Compra billetes en línea

Además de las obras de Miguel Ángel, la sala acoge también obras de Benvenuto Cellini, como el Narciso, Ganímedes y el busto de bronce de Cosimo I. Desde 2000 el museo también adquirió la base de mármol de Perseo que etaba bajo la estatua en la Piazza Signoria (donde ahora en su lugar hay una copia), ahora expuesta en la sala junto con los bronces originales, el bajorrelieve de la Liberación de Ardromeda, algunos modelos en cera y bronce de Perseo.

La sala acoge también obras de Giambologna, Mercurio alado, su obra más famosa en bronce, y una estatua temprana de Baco.

El tercer Baco en la sala, además de lo de Miguel Ángel y Giambologna, es aquello de mármol de Jacopo Sansovino. Completan el panorama de la escultura del siglo XVI, otras obras interesantes de Baccio Bandinelli, Tribolo, Rustici, Vincenzo Danti y otros escultores florentinos contemporáneos.

En las ventanas son visibles algunas vajillas importantes, incluyendo un boceto del Apenino de Giambologna, que se encuentra en la Villa de Pratolino.

Compra billetes en línea