Unas vacaciones relajantes en las termas de la Toscana

bagni san filippo

La Toscana ofrece a sus visitantes realmente todo: arte y cultura, naturaleza, buena comida y también descanso y el relajamiento en las termas. Esta región única ofrece una amplia selección de aguas termales naturales y balnearios extraordinarios. ¡Por lo tanto, empiecen por elegir el mejor alojamiento en Toscana, casas rurales, hoteles, B&B o una casa de vacaciones y prepárense para disfrutar de ella!

Toda la Toscana está llena de balnearios de diversos tipos, que van desde spas de lujo hasta fuentes naturales en la naturaleza, prácticamente hay muchissimo donde elegir. Además son aguas termales no sólo calientes, y por lo tanto muy agradables, acogedoras y relajantes, sino también con propiedades curativas ya conocidas en la época romana.

Entre las fuentes termales en Toscana aquella de Bagni San Filippo, en la provincia de Siena, es una de las más antiguas, ya conocida desde la Edad Media. Las aguas termales están rodeadas de vegetación y naturaleza y hay muchos fangos naturales para una piel sedosa. Las Termas de Petriolo también están rodeadas de naturaleza. Aquí el agua fluye a 43°C en piscinas naturales donde ustedes pueden sumergirse en absoluta libertad. Las aguas sulfurosas fluyen de fuentes termales a lo largo de las orillas del río Farma, entre los bosques y la naturaleza, y forman verdaderas piscinas naturales con propiedades curativas especialmente para las enfermedades respiratorias, de movimiento y de la piel. En el centro de la Val d’Orcia se encuentra Bagno Vignoni, un pueblo encantador en la cima de una colina que domina toda la Val d’Orcia, descubierto ya en la época romana y etrusca por sus extraordinarias aguas termales. Aquí prácticamente la plaza principal es una enorme piscina termal donde, desde hace más de 2000 años, hay una fuente termal de agua caliente a 49°C conocida por sus propiedades anti-inflamatorias y analgésicas.

Aún en la provincia de Siena, Chianciano Terme es una ciudad termal situada entre la Val D'Orcia y la Valdichiana. Sus aguas tienen propiedades benéficas ya conocidas entre los Etruscos y los Romanos para el tratamiento del hígado y del sistema gastrointestinal.

Luego uno de los más famosos balnearios en Toscana es sin duda Saturnia, situada en el interior de la Maremma. Aquí desde el subsuelo fulye continuamente, desde hace más de 3000 años, un agua sulfurosa a 37,5°C con excelentes propiedades curativas. En particular, las sales y los gases contenidos en el agua actúan sobre el sistema respiratorio y el cardiovascular, muscular y esquelético. También actúan como un peeling natural con propiedades detergentes, exfoliantes y antisépticas.

Para unas vacaciones dedicada al arte y al descanso en Toscana el ideal sería combinar una visita a las impresionantes ciudades de Florencia y Siena con algunas etapas dedicadas exclusivamente a la relajación. Reservando un hotel en Florencia o Siena, luego se puede moverse con facilidad en toda la Toscana para descubrir sus aguas termales.