El Palio de Siena entre el pasado y el presente

El Palio de Siena entre el pasado y el presente

281438270487

En verano el calendario de la Toscana se llena de varios eventos y fiestas, pero una en particular emerge por el fervor y el espíritu competitivo. Si ustedes están planeando unas vacaciones en Toscana por lo tanto, asegúrense de ir a Siena para ver a su incomparable Palio.

El Palio de Siena es mucho más que una fiesta tradicional organizada para el turismo, el palio es - y los que han visto lo saben - la vida misma de los habitantes de Siena. El evento tiene orígenes muy remotos, tanto es así que algunas regulaciones que siguen siendo válidas hoy en día, se remontan a 1644, cuando se realizó el primer palio con los caballos, primero de una larga serie ininterrumpida.

Pero los orígenes del Palio se encuentran más atrás en el tiempo, en la Edad Media, cuando sobre la plaza principal de Siena se realizaban competiciones deportivas. Es desde el siglo XIV que los barrios de Siena organizan carreras, primero con jinetes sobre búfalos, luego sobre burros. Originalmente la carrera era sólo una, la del 2 de Julio, pero después se añadió también la carrera de Agosto el día después de la celebración de la Asunción de María, el 16 de Agosto.

La ciudad de Siena se divide en 17 Contrade (barrios) con límites establecidos en 1729 por la Proclamación de Violante di Baviera, gobernadora de la ciudad. Los jinetes, vestidos con los colores del barrio, corren una carrera de 90 segundos. Por supuesto Piazza del Campo, como es una plaza y no una pista de carrera, tiene una forma bastante insidiosa si cruzada por caballos a toda velocidad, así que a menudo los jinetes caen del caballo antes de haber completado las tres vueltas.

Entre los 17 barrios la rivalidad es muy alta. Cada barrio es representado por un símbolo (animal o elemento natural) que se remonta al siglo XIII, y que se destaca de los edificios de cada barrio. Los antagonismos entre los diferentes barrios de Siena tienen una larga historia. Algunos de ellos son oficialmente enemigos. El Caracol y la Tortuga se odian desde hace muchos siglos, mientras que las hostilidades entre Mochuelo y Unicornio se remontan sólo a los años '50 del siglo pasado.

Hoy el Palio es la única competición oficial entre los barrios que sigue vigente y toda la energía de los ciudadanos se centra en esos dos días. Se empieza con un gran desfile histórico, y antes de los dos eventos cada barrio prepara una gran fiesta con delicias culinarias para miles de personas, una gran cantidad de vino y muchas historias que contar.

Son sólo 90 segundos de carrera pero los sieneses viven todo el año para esto. En resumen, si ustedes quieren descubrir el verdadero espíritu de Siena, el más profundo, no pueden perderse el Palio. Reserven un alojamiento en el centro histórico de Siena, un hotel o un Bed & Breakfast, o tomen la oportunidad de disfrutar, con buen tiempo, de la sugestiva campiña de Siena en una casa de campo. Será sin duda una experiencia inolvidable.